BASSAM EL BARONI

KEYNOTE / ESPACIOS - DISPOSITIVOS
El aprovechamiento (leveraging) como paradigma del activismo en las economías emprendedoras

Una cosa que la pandemia dejó claramente en claro, si no lo estaba ya, es que dentro de la  expandida industria del arte, al menos, el modelo de auto-emprendimiento es fundamental. El sociólogo Ulrich Bröckling en su libro 'The Entrepreneurial Self: Fabricating a New Type of Subject' (2016) desglosa cuáles son las funciones del emprendedor en una economía financiarizada: especulación, innovación, asunción de riesgos y coordinación. Se puede decir que, por ejemplo, la presencia ubicua del comisariado en todas sus variantes se debe a que la función de coordinación es una parte destacada de lo que es un emprendedor. El protagonismo de los discursos especulativos en el arte, la filosofía, etc.también se puede vincular a estas funciones, la especulación en sí se ha convertido en un modo de producción como señala Marina Vishmidt en su libro de 2018. Y asumir riesgos se evidencia a través de diferentes formas, por ejemplo, pasar días (o incluso meses) desarrollando propuestas de financiamiento, sabiendo que las posibilidades de ser seleccionado son escasas. A medida que todos nos integramos e interactuamos cada vez más con esta infraestructura socioeconómica computacional, la idea convencional de transgresión asociada con el arte parece equivocada, y el concepto de crítica, aunque sigue siendo relevante e importante, parece sumamente quijotesco. Teniendo esto en cuenta, la charla explorará brevemente una forma emergente de activismo en el campo del arte. Lo que yo llamo las nuevas "prácticas de aprovechamiento" son aquellas que fusionan las competencias artísticas con el conocimiento y la investigación sobre algunos de los dispositivos más destacados de nuestra era: los instrumentos financieros. A través de propuestas tácticas, prototipado, y el desarrollo de ficciones económicas, intentan aprovechar un camino hacia la economía mientras se abren un espacio que es más hospitalario, económicamente diversificado y equitativo para artistas, artesanos y otros trabajadores culturales.


Bassam El Baroni es profesor asistente de curaduría y mediación de arte en la Escuela de Artes, Diseño y Arquitectura de la Universidad Aalto. Fue director fundador del Foro de Arte Contemporáneo de Alejandría (ACAF), un centro de arte sin ánimo de lucro ahora cerrado en Alejandría, Egipto de 2005 a 2012 y co-curador de la 8a edición de Manifesta - la Bienal Europea de Arte Contemporáneo - en Murcia, España, 2010. Co-comisario del Festival Internacional de Arte de Lofoten, Noruega, 2013 y comisariado de la 36ª edición de Eva International - Bienal de Irlanda, Limerick, 2014. Otros proyectos notables incluyen la curaduría de 'What Hope Looks like after Hope (On Constructive Alienation) 'en HOME WORKS 7, Beirut, 2015 y' Nemocentric 'en Charim Galerie, Viena, 2016.

Ha sido miembro de la facultad del Instituto de Arte Holandés, Arnhem, Países Bajos desde 2013, enseñando teoría, supervisando tesis de master y organizando grupos de estudio cooperativos en torno a diversas áreas de investigación como 'robótica y cultura visual'. Es colaborador habitual de simposios internacionales y talleres curatoriales.

Imagen: Noora Lehtovuori